La adolescencia, un cambio evolutivo.

En esta etapa los humanos experimentan un desarrollo biológico, sexual y social. Ocurre después de la niñez y comienza con la pubertad. El periodo entre la pubertad y la edad adulta es considerada como adolescencia, y es desde los 12 años hasta los 20 o 25 (depende del momento en que se termina de desarrollar el cerebro y la corteza prefrontal). De ahí que hagamos esta nota con los 7 problemas que más sufren los adolescentes.

Los adolescentes se vuelven más vulnerables porque sienten emociones fuertes y experimentan cambios bruscos hormonales. Sus transformaciones son confusas, por ello entran en conflicto y a veces en discusiones con otros. Generalmente las crisis personales ocurren porque tienen una gran necesidad de independizarse y construir un proyecto de vida propio.

Hay algunos problemas comunes en los  adolescentes. Estos son los siete problemas que más sufren los adolescentes.

  1. Problemas emocionales. Pueden llevar a un adolescente a la depresión, a tener trastornos alimenticios, insomnio y preocupaciones exageradas sobre su apariencia física.
  2. Problemas de conductaUn adolescente desea tener libertad, por ello es común que tengan conflictos con las reglas de la casa, esto suele generar que disfruten más estando fuera. Es importante que los padres se mantengan informados sobre dónde están sus hijos.
  3. Problemas escolares. Son provocados por distintas situaciones, como la relación con sus padres, problemas de integración en la escuela, conflictos con un compañero o porque son víctimas de Bullying, también está la falta de confianza en sí mismos.problemas emocionales en adolescentes psicologos valencia
  4. Problemas sexuales. A veces no se animan a informarse correctamente y pueden recibir información errónea o falsa de sus compañeros, otros problemas son los riesgos de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, estar en situaciones de riesgo, etc. Es importante que los padres proporcionen a sus hijos la correcta información y orientación sexual.
  5. Problemas de alimentación. Por lo general, las chicas son quienes más sufren de trastornos alimenticios, como anorexia y bulimia.
  6. Problemas de drogas. En la etapa de la adolescencia es común el consumo de drogas, el alcohol es la droga que mayor frecuencia causa problemas en los adolescentes. Se recomienda que los padres estén atentos y hablen con sus hijos.
  7. Problemas de comunicación. Los distintos conflictos que viven los pueden alejar de los padres, creando un problema de comunicación. Es importante que los padres les den su espacio, pero que también estén con ellos para ofrecerles cariño y una adecuada asesoría.

Problemas más frecuentes en nuestros adolescentes chicos y chicas.

Las familias con adolescentes viven, con frecuencia, muy preocupadas esta etapa de la vida de sus hijos e hijas.

Para evitar preocuparse por todo es muy útil detectar con antelación cuáles son los riesgos más frecuentes que corren los y las adolescentes. Hay que ser consciente de que la mayoría no van a tener esos problemas, pero si evaluamos con antelación dónde pueden aparecer los problemas, estaremos más preparados y preparadas para afrontarlos si es que llegan a darse.

problemas de conducta y comportamiento en adolescentes por psicologos valencia

Muy recomendables

Los psicólogos y psicólogas de la clínica Pérez vieco de Psicología son grandes profesionales, me han ayudado mucho con mi hijo con sus problemas de comportamiento. Gracias.

Clara

5.0
2019-12-07T15:28:03+01:00

Clara

problemas de conducta y comportamiento en adolescentes por psicologos valencia
Los psicólogos y psicólogas de la clínica Pérez vieco de Psicología son grandes profesionales, me han ayudado mucho con mi hijo con sus problemas de comportamiento. Gracias.
5
1

Conocer los problemas más frecuentes de la adolescencia puede servir a las familias para desactivarlos.

    • Problemas en la escuela. Algunos y algunas adolescentes que nunca habían tenido problemas de rendimiento o de comportamiento en la escuela comienzan a mostrarlos en estos momentos. La solución a ello es actuar de inmediato. La familia debe ponerse en contacto con el centro escolar y elaborar conjuntamente una estrategia que impida que los chicos y chicas quieran dejar la escuela o que su rendimiento baje hasta niveles que afecten a su futuro.
    • Problemas en las relaciones familiares. El problema más frecuente de la adolescencia suele ser la relación con sus padres y madres. Para evitarlo, o al menos minimizarlo, padres y madres deben tomarse la adolescencia con mucha paciencia, mucho amor hacia sus hijos e hijas y una buena dosis de sentido del humor. Tampoco viene mal recordar la propia adolescencia, eso nos acerca a ellos y ellas y consigue que entendamos mucho mejor sus respuestas. Y sobre todo, ser siempre conscientes de que solo es una etapa, que llega un día en el que la adolescencia termina.
    • Trastornos de la alimentaciónLa adolescencia es el momento en el que suelen aparecer los trastornos de la alimentación como la anorexia y la bulimia. No hay una fórmula eficaz al cien por cien para evitarlos, pero conseguir que nuestros hijos e hijas tengan una relación saludable con la comida y conocer bien las enfermedades para detectarlas en sus primeros síntomas, pueden ayudar a minimizar sus consecuencias.
    • Bullying. El acoso en la escuela es otro de esos problemas graves que acechan a los y las adolescentes. La mejor forma de combatirlo es la información. Debemos conseguir que tanto nuestros hijos e hijas como nosotros y nosotras mismas tengamos suficiente información sobre ello. Como con los trastornos de la alimentación y el resto de problemas que pueden aparecer en la adolescencia, detectarlo en sus inicios hace que el problema sea mucho más fácil de solucionar.
    • Acoso por Internet. Internet es una herramienta muy poderosa y de la que se puede sacar un magnífico rendimiento. Pero deben saber usarlo con seguridad. Debemos ocuparnos de que desde su infancia sepan qué puede y qué no puede hacerse por Internet; de esa forma disminuirá la posibilidad de que sufran este tipo de acoso o de que corran otros riesgos asociados al uso de estas herramientas.
    • Consumo de sustancias. La educación dentro de la familia, y fomentar la responsabilidad de los y las adolescentes, son los métodos para luchar contra el abuso de sustancias, sean legales o ilegales. Si fomentamos una vida sana en nuestros hijos e hijas y les damos suficiente información veraz y objetiva sobre los efectos de las drogas, estaremos poniendo medidas para prevenir y/o reducir los riesgos asociados a estos consumos.
    • Embarazos no deseados. El embarazo en la adolescencia puede arruinar el futuro de nuestras hijas. La forma de evitarlo es que los chicos y las chicas tengan información sexual suficiente y acceso a métodos anticonceptivos.
    • Depresión. La depresión aparece con relativa frecuencia en la adolescencia. Si tenemos la mínima sospecha de que nuestro hijo o hija está pasando por una depresión, hay que pedir ayuda a profesionales psicólogos.
    • Abuso sexuales. El abuso sexual es un problema que sufren sobre todo las adolescentes, pero es muy importante hablar tanto con ellas como con ellos para que entiendan lo que es el abuso, entiendan que no tienen que permitirlo ni realizarlo y que es un delito. Es importante que sepan que deben denunciarlo si les ocurre.
    • Accidentes de tráfico. Es importante fomentar la responsabilidad de hijos e hijas cuando empiezan a conducir cualquier vehículo y darles ejemplo cuando nos vean conducir.
Abrir chat